Un estudio sobre el coresterol.

Posted on 04-04-2016 , by: adminrual , en , 0 Comentarios

Un estudio demuestra que el huevo no aumenta el colesterol
Patricia Fernández dio a conocer su investigación en la Pontificia

Los efectos sobre la salud de un alimento básico en nuestra dieta como el huevo han estado cuestionados durante décadas. La investigación de Patricia Fernández Robredo pone de manifiesto que el huevo no aumenta el colesterol, sino que, además, es un poderoso antioxidante y reduce el nivel de triglicéridos.

Dentro de la jornada dedicada al huevo y promovida por el Instituto de Estudios del Huevo, la Universidad Pontificia de Salamanca acogió ayer la exposición de la investigadora del Departamento de Cardiología de la Universidad de Navarra, Patricia Fernández Robredo, que desglosó un estudio sobre el efecto protector de la luteína y otros agentes antioxidantes presentes en el huevo.

La luteína es un compuesto carotenoide muy abundante en los vegetales, pero sobre todo en la yema de huevo, que es el único alimento de origen animal donde está presente. Precisamente, la luteína se absorbe mejor si va acompañada de grasa, por lo que la yema constituye un ámbito perfecto, según asegura Fernández Robredo.

El experimento, llevado a cabo con ratones a los que se administró diariamente cánula luteína y yema de huevo, se centra en la degeneración macular -asociada a la edad-, la primera causa de ceguera legal en la tercera edad, por lo que «el progresivo aumento de la edad media de la población hace esperar que sea uno de los problemas oftalmológicos más relevantes en los próximos años». Las vitaminas C y E son antioxidantes y son capaces de reducir los niveles de colesterol alto, si bien «buscábamos un antioxidante más específico para el ojo», afirma, a la vez que subraya que «la luteína la tenemos en el ojo, y ya que no somos capaces de sintetizaría, tratamos de incorporarla al organismo para combatir los radicales libres». Con la ayuda del Instituto de Estudios del Huevo que premió a la investigadora, el equipo ha tratado de «eliminar la percepción demonizada del huevo», y han probado que el huevo «no aumenta los niveles de colesterol, incluso a razón de dos huevos diarios», y además es capaz de disminuir el nivel de triglicéridos en plasma.

Precisamente, los efectos de la degeneración macular asociada a la edad aumentan con los lípidos, el alcohol y el tabaco, que son factores oxidantes, mientras la luteína los inactiva. Además, la investigadora ha probado que el huevo disminuye el nivel de triglicéridos, factor desencadenante de los infartos, así como del colesterol y el estrés oxidativo.

A pesar de los resultados altamente positivos del estudio, Fernández Robredo asegura que «aún queda muchísimo», aunque la investigación «abre muchos caminos».

El Instituto de Estudios del Huevo organizó ayer en Salamanca varios actos abiertos al público y convocó el Premio a la Investigación 2002, dotado con 10.000 euros, para contribuir a la formación científica de jóvenes investigadores.

share: