Las «nuevas» bondades del huevo.

Posted on 04-04-2016 , by: adminrual , en , 0 Comentarios

El huevo es el alimento que mediante la dieta, más colesterol aporta al organismo. Durante años se ha aconsejado su restricción para evitar que aumente el riesgo de enfermedad card¡ovascular. Estudios recientes desmienten este temor y muestran que ayuda a prevenir las cataratas. Por Mayka Sánchez.

Uno de los alimentos básicos en la dieta de la humanidad es el huevo, que, por ser rico en colesterol, ha sido relacionado con el riesgo de arteriosclerosis y enfermedades cardiovasculares. Todas las guías dietéticas internacionales recomendaban en las dos últimas décadas la reducción del consumo de huevos, un alimento fácil de cocinar y de muy distintas formas, agradable al paladar y que resiste bien las fluctuaciones de los precios del mercado alimentario. Sin embargo. diferentes estudios científicos realizados a finales de los años noventa empiezan a demostrar que no existe ninguna relación entre el colesterol de la dieta aportado por este alimento y las patologías cardiovasculares.

 

Los actuales conocimientos en nutrición echan por tierra algunos hábitos alimentarios considerados tradicionalmente como axiomas. Éste es el mensaje que quiere hacer llegar a la población el Instituto de Estudios del Huevo de España, conocedor de las nuevas investigaciones. Si hasta ahora los estudios practicados en animales proporcionaban pocas evidencias de que el colesterol del huevo fuera un factor responsable de arteriosclerosis, los nuevos trabajos en humanos también confirman esta teoría.

 

Un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, y que ha sido publicado en 1889 en The Journal of the American Medical Associatíon (JAMA), no halló relación alguna entre el consumo de huevos y la incidencia de enfermedad cardiovascular en una población de más de 177.000 personas de ambos sexos.

Otro trabajo de la Universidad de Harvard, desarrollado por el mismo equipo de investigadores, siguió durante 14 años la dieta de 80.082 mujeres y durante ocho años la de 37.651 hombres. Las aportaciones de este análisis son concluyentes: es muy improbable que consumir más de un huevo al día tenga alguna repercusión sobre el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

El experto estadounidense Donald McNamara, del Centro de Nutrición del Huevo de Washington, que ha revisado gran parte de la literatura científica sobre el tema, confirmó, en una reciente visita a Madrid, las tesis desarrolladas en los trabajos de Harvard. «Los huevos suponen una gran contribución al valor nutricional de la dieta y pueden incluirse sin temor en una alimentación saludable para el corazón, al ser bajos en grasas saturadas o no saludables y ricos en numerosos micronutrientes. La American Heart Association ha cambiado sus recomendaciones, que antes limitaban el consumo de huevos a no más de tres yemas a la semana, para permitir ahora la ingesta de un huevo al día como parte de una dieta sana», destacó el doctor McNamara.

Según McNamara, los dos estudios de Harvard evidencian que el colesterol dietético aportado por el huevo no incrementa el riesgo de patologías coronarías (angina de pecho, infarto de miocardio y muerte súbita), ni cardiovasculares en general.

> Existe una relación ¡nversa entre la ingesta del colesterol dietético y los niveles de colesterol en la sangre, según confirman datos del Multiple Rislt Factor Intervention Trial. El estudio norteamericano concluye que los principales responsables de las alteraciones de los lípidos y del aumento del riesgo de arteriosclerosis son las grasas saturadas procedentes de alimentos de origen animal (lácteos no desnatados, carnes rejas) y las grasas vegetales contenidas en los aceites de coco, palma y palmiste (muy utilizadas en repostería y bollería industriales)

> Vista y envejecimiento. Existen otras investigaciones que ponen de manifiesto que los llamados micronutrientes carotenoides presentes en la yema del huevo (además de en algunas verduras) tienen una acción antioxidante y antienvejecimiento que protege frente a ciertos problemas oftalmológicos, propios de la senectud, como las cataratas y la degeneración macular senil. Esta última es la principal causa de ceguera en los mayores de 65 años de los paises desarrollados.

Un estudio realizado en ratas por el equipo del profesor Sung I. Koo, del departamento de Nutrición Humana de la Universidad de Kansas (EEUU), ha revelado que otros micronutrientes de la yema del huevo, como la lecitina, tienen efectos neurológicos positivos. La lecitina, además de ser una excelente fuente de colina, sustancia que actúa sobre el desarrollo de la función cerebral y la memoria, limita la absorción del colesterol que contiene el huevo. La conclusión más significativa de este estudio in vivo, según los expertos, es que por primera vez se demuestra que la lecitina de la yema del huevo reduce notablemente la absorción intestinal del colesterol.

> La arteriosclerosis, al igual que las cataratas y la degeneración macular senil, ha sido asociada al estrés oxidativo producido por el envejecimienlo. Una alimentación rica en agentes antioxidantes, como los que contiene el huevo, puede enlentecer. detener o ayudar a prevenir ciertos problemas de salud inherentes a la senectud. En especial, la luteína y la zeaxantina. que son carotenoides que se acumulan en la región macular de la retina, ejercen un importante efecto protector de su función visual. Estos antioxidantes que protegen la visión se encuentran en multitud de vegetales, pero la yema del huevo es la única fuente de origen animal.

Recomendaciones dietéticas

La profundización en los nuevos conocimientos en nutrición y salud está cambiando algunas de las creencias básicas de la alimentación humana. De este modo se derrumban ideas respetadas durante años y aparecen nuevas tesis revolucionarias.

La Academia Nacional de las Ciencias de Estados Unidos ha reconocido recientemente que la colina, aportada por la lecitina del huevo y que favorece el desarrollo de la función cerebral y de la memoria, es un micronutriente esencial en la dieta humana. Un huevo grande contiene 215 miligramos de colina, casi el 50% de la cantidad diaria actualmente aconsejada.

El organismo científico estadounidense recomienda ingerir al d¡a 375 miligramos de este micronutriente para los niños, 425 para las mujeres y 550 para los hombres. Para las embarazadas y en periodo de lactancia se sugiere aumentar la cantidad.

share: